542390225756f78888142d54f3d17e01

De vidas y calles

Los espacios tienen dimensión temporal y el tiempo dimensión espacial. Es por eso por lo que tu vida se parece tanto a la casa en la que vives y a las calles que recorres. 

Paseo de las Palmas

Mi pequeño ha cumplido un año y ya va al cole. Recorro cada día el Paseo de las Palmas para llevarlo y traerlo. Entro por la parte más próxima a la Carretera de la Sierra y asciendo primero un tramo de calle imaginable sólo en esta ciudad.

32088387da419227f20729e6cf7687d8

1013

La guerra había comenzado cuatro años antes y aún duraría ocho más. Todas las ciudades del Ándalus buscaban protección. Desde la era de Tartessos, fuimos un pueblo de ciudades y estatuas, nunca de guerreros.

a67e9d105d87a83c2081372f8c241cc4

Bilbao: un viaje al siglo XX

Invitado por mis amigos Joseba y Berta y acompañado por Silvia de Rocaeditorial he visitado por primera vez Bilbao. Nunca había ido en cuerpo a esa ciudad pero, más que una ciudad, Bilbao es un siglo.

42bfbea03cce865b2f6f3be1a87895b7

De la ciudad triste

El alma humana tiene casas, habitaciones y ciudades. Tiene calles y plazas serenas, tiene adoquines donde retumban los carros de los recuerdos y tiene patios traseros, oscuros y húmedos. El alma también tiene comarcas de amor, regiones de olvido, naciones minerales, patrias de ruinas y matrias de mar y recuerdos. Ninguna alma libre tiene, por el contrario, provincias. Tampoco estados. Las provincias son apéndices deseados de un estado de vocación absoluta. Los estados son usurpadores de patrias, otorgadores de identidades impostadas.