5cf9cad94714c5577919c266171d935c

De los ausentes

El lunes llegó mi novela a las librerías. Me enteré por la tarde. Estaba yo esperando a mis hijos en la parada del autobús escolar en la Gran Vía y Claudio, el librero de Atlántida, me llamó para que entrara y se la firmara al primer comprador.

a42a2aa6c7440291c38ba9adc5892a56

De postales y de planetas

El miércoles salí a pasear al sol de Plaza Nueva y como tantos días me encontré con Lola Boloix, amiga desde hace muchos años y una de esas lectoras en las que uno piensa los jueves cuando escribe la columna del viernes: ¿le gustará esto a Lola?

0d0c19531d6e29f793ed165732978408

Salgo en una novela

Un día, cenaron en mi casa unos cuantos amigos. Aquella noche, mi mujer no estaba pero, al día siguiente, mi hija la informó con detalle de quiénes habían sido los comensales: le fue diciendo el nombre de cada uno y añadió: “… y también vinieron dos curros”. La explicación era que en aquella cena estaban Curro Garrido y Andrés Sopeña. Como los dos son sabios, tienen barba, hablan de lo que hablan y son como son, mi hija convirtió el nombre propio del que más conocía en nombre común que los designaba a los dos. Pero ahora, desde que Curro…

48ee1e8a0a8f50dce4f8cb9ab418e211

Yestergay

Vivir no siempre es real, porque viven los deseos que cuando se realizan mueren, y porque viven las palabras, viven las canciones y viven, como si fueran bichos malos, los personajes de las novelas. La abogada Amparo Larios es un personaje de novela que puedo asegurarles que está más vivo que su autor.

8e5f062e9750688c028aaa3058da9ec4

Dos personajes en busca de un autor

Los caprichos de la literatura han convertido a los escritores Andrés Sopeña y José Luis Serrano en personajes de “Yestergay”, la primera novela del periodista granadino Miguel Fernández. Los tres, Sopeña, Serrano y Fernández, pertenecen desde hace años a una tertulia que, sin periodicidad ni lugar fijo, comienza siempre alrededor de una botella de buen vino. La transcripción de este diálogo pertenece al primer encuentro que mantuvieron tras la publicación de “Yestergay”