alhambra01

Sólo el pueblo es vencedor

Alhamar, el rojo, primer rey nazarí, vuelve de ayudar a los cristianos en la conquista de Sevilla. Al llegar a Granada el pueblo lo aclama como vencedor. Wa lâ galibun Îlâ Allah. Sólo Dios es vencedor  –responde él. De otra forma traducida, esa frase –repetida hasta el éxtasis en las paredes de La Alhambra y convertida en lema de la casa de Nasar– diría: aquí no gana ni Dios. Casi ocho siglos después, la noche del 25 de mayo de 2014, cuando las gentes lo aplauden por haber obtenido un éxito electoral de tamaño histórico, Pablo Iglesias dice lo contrario que Alhamar:…

raton-perez

Susana tiene un ratón que da miedo

Aunque nunca ha habido alternancia política, el principio de los vasos comunicantes (en virtud del cual lo que pierde uno de los partidos dinásticos se lo lleva el otro), funcionaba también en Andalucía: todo lo que no fuera votar izquierda era votar PP. Por izquierda entiéndase (lo cual es mucho entender) PSOE de Andalucía. El binomio izquierda/derecha le ha funcionado tan bien al régimen socialista que la irrupción de Podemos en mayo de 2014 fue vista con condescendencia: “otra izquierda –debieron de pensar. Pactarán con IU y después se alinearán con nosotros en el polo oportuno”. Durante el verano y…

IMG-20140806-WA0001

¿Dónde está tomada esta foto?

Si habéis pensado en Medina Azahara, os equivocáis. Si habéis pensado en Fez, Túnez o Egipto, os equivocáis. ¿Al sur del paralelo 36? No. ¿Entre el 36 y el 38 (siendo 37 el paralelo de la Giralda, la Mezquita y la Alhambra? Pues no.

c889234799e865bbe90cee71f6cd2e53

Nada que celebrar

Cada fecha tiene su significado: 6 de diciembre significa Constitución, 4 de diciembre y 28 de febrero, Andalucía. El 14 de abril no puede significar monarquía, ni el 18 de julio, república. De la misma manera, el 2 de enero no puede significar Granada. Toda conmemoración es una selección, porque el pasado es demasiado complejo para celebrarlo entero. Ninguna fiesta es natural ni neutra. No vale decir que esto es “de toda la vida”, ni preguntar qué de malo tiene gritar “¡qué?” tres veces en la Plaza del Carmen o subir a tocar la campana de la Vela.

_MG_5010 copia byn

Lo que desearía oír sobre La Alhambra de Salomón

Soy el único de los presentes que ya ha dicho sobre La Alhambra de Salomón todo lo que tenía que decir. Los demás presentadores se han visto obligados a resumir en cinco minutos su opinión sobre la novela. Yo he tenido siete años. Por eso, me concedo el privilegio de ser el único que no hable hoy de la novela, sino de lo que yo desearía que vosotros, mis lectores, me dijerais sobre la novela. Me gusta cuando un lector me dice “He aprendido mucho con tu novela”. O lo que es lo mismo: “Hay que ver la mano de…