En qué estaría yo pensando

ee760d1c1474fde7f8f71a96b2452e29

Después de una velada, dos amigos acompañan a un matrimonio hasta su casa. En la puerta, la señora se despide con cortesía de uno de los amigos, pero al otro lo toma del brazo y se gira para entrar con él en la casa. El marido con sentido del humor se quita el sombrero y dice: “¡A sus pies señora, buenas noches!”; y hace ademán de marcharse con el otro.

Esta metedura de pata la cuenta Freud en su ‘Psicopatología de la vida cotidiana’. La señora era paciente suya, el amigo al que toma del brazo para entrar en casa era su amante secreto y el marido estaba tan convencido de la fidelidad de su esposa que bromeó porque no podía ni considerar el significado de aquel acto fallido.

 Hace poco viajaba yo en un avión y necesitaba preguntar algo. Me dirigí a la azafata y le dije: “Enfermera, por favor, ¿puede decirme cuánto retraso llevamos?”. Confundir la palabra azafata con la palabra enfermera tiene en mi caso una explicación clara: sobreviví a un accidente aéreo y todavía cuando subo a un avión es para mí como entrar a un quirófano del que no sabes si saldrás.

Pero todos los actos fallidos tienen significado. Los olvidos y la confusión de nombres propios, los errores de lectura, las erratas de escritura y los actos de apariencia inintencionada tienen significado, esto es, están determinados por motivos de la conciencia. La vida psíquica está más determinada de lo que creemos. La libre elección de lo que decimos o de lo que hacemos está muy mermada. Si elegimos un número al azar y de cualquier cantidad de cifras, parecerá que hemos actuado de manera libre y arbitraria.

Pues no, Freud demuestra que incluso esas cifras que nos salieron tienen una motivación en la conciencia. Si olvidas un nombre es porque necesitas olvidarlo y si no recuerdas un verso de un poema que sabes de memoria, el verso olvidado significa para ti tanto o más que los que recuerdas. Sin ir más lejos, yo estoy escribiendo este artículo porque todavía estoy impresionado por el lapsus linguae de Zapatero antesdeayer. He visto el video varias veces.

“Quinientos mil turistas españoles –decía el presidente– visitan Rusia cada año y por eso los gobiernos hemos hecho un acuerdo para extender, para follar (!), para apoyar ese turismo”. ¡Un acuerdo para follar! La regla dice que alguien te cae bien si tus defectos te parecen bonitos. A mí me gustan los defectos personales de Zapatero. Los defectos políticos no, por eso no le voto.

Pero en lo personal, ese tipo que se llama José Luis y que tiene mi edad me parece un tipo tan cercano que sus meteduras de pata (insisto las de su carácter, no las políticas) más que vergüenza me producen solidaridad. Un tipo larguirucho y algo torpe, de 48 años, que mete la pata, se llama José Luis y fue PNN de Derecho Constitucional no puede ser mala persona.


9 comentarios publicados en La Opinión de Granada cuando apareció este caorama:

 

#4 – Luisa Heredia el día 06-03-2009 a las 23:39:10

Don José Luís he tenido la oportunidad de leer su último libro en colaboración con otros tres granadinos -“La colina Roja”- y me ha parecido genial. Enhorabuena a los cuatro autores. ¿Por qué en Granada despreciamos lo nuestro?

#3 – Tu amigo Paco el día 06-03-2009 a las 19:35:09

Oye Jose Luis, creo que te quitas años. Estuvimos juntos en el Padre Suarez, y yo tengo ya 50 tacos. No seas tan coqueto.

#2 – Antonio Barros Manzano el día 06-03-2009 a las 11:52:46

Jose Luis, y quien le ha dicho a usted que fue un lapsus lo del Presidente Zapatero. Igual, subliminalmente quiso decir la cantindad de mafias que traen a mujeres Rusas a prostituirse a España (a follar vamos) aunque la cosa esté ahora de capa caida desde que la construcción tambien lo está. Bueno para confusiones aquel que tras salir de la consulta del medico, confundió a su mujer con su sombrero y a poco le arranca la cabeza. un saludo gran viajero

#1 – Yomismo el día 06-03-2009 a las 11:22:45

Mala persona, lo que se dice mala persona, no creo que sea. Un poco memo sí. Claro que de las meteduras de pata de los zafios hay que cuidarse mucho. Ya se sabe, la mala leche de los tonticos. A los hijos de p… se les ve venir, esa ventaja que tienen. De un mentecato se puede esperar cualquier cosa. No se compare usted con él, no se haga ese desfavor que no hay color. A su favor. A favor de usted, digo. (Qué cantidad de pareados me han salido).

#9 – Alomojor el día 11-03-2009 a las 14:29:36

Una enfermera, un avión, cincuentón…ummmm!! no sé, ¿tenías un sueño erótico?

#8 – José Luis Serrano el día 10-03-2009 a las 15:34:48

Para mi amigo Paco y para el que pasaba-por-aquí. Bastante mal llevo los 48, como para que encima me digais que tengo más o que me quito. Que no, que soy unos meses más joven que Zp, pero más viejo que Obama. Lo cual que lo llevo fatal. Saludos y gracias por leerme.

#7 – Nohayvenenoenrisa el día 09-03-2009 a las 14:12:44

El de las enfermeras y azafatas es un genio. Ja,ja,ja,ja,ja que bueno que llegaste amigo y me hiciste reír. Un saludo

#6 – Unoquepasabaporaquí el día 08-03-2009 a las 18:22:56

El sr. Serrano quitándose años. ¡Adónde vamos a llegar!

#5 – juan el día 08-03-2009 a las 15:27:46

Si unimos la primera sílaba de la palabra fomentar, con la última de la palabra apoyar, fóneticamente hablando claro, sale “follar”. Las dos palabras las dijo antes y después de decir “follar”. Es una forma de dislexia verbal y no tiene nada que ver con el acto fallido y usted que trabaja en la Universidad y, según parece, con la palabras, debiera saberlo. Lo que no sabemos es lo que usted piensa cuando identifica enfermeras con azafatas. Un saludo

 

Comentario enviado el día 06-03-2009 a las 11:52:46

Jose Luis, y quien le ha dicho a usted que fue un lapsus lo del Presidente Zapatero. Igual, subliminalmente quiso decir la cantindad de mafias que traen a mujeres Rusas a prostituirse a España (a follar vamos) aunque la cosa esté ahora de capa caida desde que la construcción tambien lo está. Bueno para confusiones aquel que tras salir de la consulta del medico, confundió a su mujer con su sombrero y a poco le arranca la cabeza. un saludo gran viajero

Autor: Antonio Barros Manzano

Comentario enviado el día 06-03-2009 a las 11:22:45

Mala persona, lo que se dice mala persona, no creo que sea. Un poco memo sí. Claro que de las meteduras de pata de los zafios hay que cuidarse mucho. Ya se sabe, la mala leche de los tonticos. A los hijos de p… se les ve venir, esa ventaja que tienen. De un mentecato se puede esperar cualquier cosa. No se compare usted con él, no se haga ese desfavor que no hay color. A su favor. A favor de usted, digo.

(Qué cantidad de pareados me han salido).

Autor: Yomismo


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>