El crucifijo

d382bd8ae87d9139df6458192532657c

Por aquellos días, hace unos años, el decano había decidido retirar los crucifijos del paraninfo y otras aulas de la Facultad de Derecho. Algunos profesores creyentes habían protestado y quiero recordar que habían recogido firmas exigiendo la reposición.

Me pareció que estaban cambiados los papeles y una tarde me vi intentando explicarme ante dos queridos compañeros, laicistas ambos. Sostenía yo que los crucifijos deberían retirarlos los creyentes y deberían pedir su mantenimiento los laicos. Los primeros porque su símbolo sagrado es devaluado al exhibirlo en lugares de uso no religioso, los segundos a lo mejor por simples razones estéticas, si las hubiera. Mis razones no convencían para nada a mis colegas que seguían empeñados en la retirada de todo símbolo religioso.

En estas estábamos, cuando se acercó a nosotros una compañera que, apenas captó de qué iba el debate, se alineó con el sector laicista.

— Serrano —me decía—, déjate de alambiques, los crucifijos hay que quitarlos…

Asentían los otros dos colegas…

–Y hay que quitarlos —continuaba— porque yo como creyente no soporto que se tome el nombre de Dios en vano.

Sorpresa. Mis dos colegas no sabían que la profesora que tanto se empeñaba en la retirada de los símbolos religiosos era cristiana practicante.

–Entonces —dijo uno de ellos— vamos a tener que dejar el crucifijo donde está.

Me acuerdo de esta historia porque leo que Cotino ha puesto su crucifijo en la toma de posesión de los parlamentarios valencianos y me parece que aquí también están los papeles cambiados. Creo que los diputados cristianos deberían exigir la retirada de un símbolo sagrado para ellos y que es tomado en vano por los que lo usan para juramentos o adornos. No digamos la jerarquía eclesiástica. ¿Cómo soportan la imagen de un ateo jurando ante su crucifijo y su Biblia? ¿No será que les importa más la presencia de su símbolo en los ámbitos del poder, que cometer el pecado de tomar el nombre de Dios en vano?

En todo caso, es cierto que el problema es de ellos. 


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>