Del victimismo y del oportunismo

b48f2c03bbd159814922841bfb3fe7d7

En un comercio que frecuento me pasan a la firma un documento para instaurar la cadena perpetua. Viene avalado por el padre de Marta del Castillo. Rehúso firmar y tengo la impresión de que soy el primer cliente que lo hace, porque el folio está atiborrado de firmas. Nadie me pide explicaciones, pero las doy. Desde luego que el padre de Marta tiene toda mi solidaridad, mi afecto, mi comprensión. Desde luego que sus asesinos tienen toda mi condena, mi rabia y mi desprecio. Pero estoy en contra de la cadena perpetua, por las mismas razones por las que estoy en contra de la pena de muerte.

Además, las víctimas no deben legislar, ni interpretar ni aplicar el derecho. Este principio tiene más de veinticinco siglos. Su fundamento no está sólo en evitar la venganza privada, ni sólo en salvar el monopolio jurisdiccional del estado, sino que está también en una exigencia lógica de justicia. Y es que reparar en justicia el daño ocasionado a una víctima exige la intervención de un tercero imparcial que aplique una norma general, es decir, que después de ese caso pueda aplicarse a cualquier otro análogo. Sin tres no hay justicia.

Si un estado permitiese a la víctima legislar y aplicar la ley, ya no sería un estado de derecho. Si un estado aplica las penas de muerte o de reclusión perpetua, ya no es un estado de derecho. Cambiar eso es cambiar la Constitución.

Parece que el padre de la niña Mari Luz Cortés será candidato a la alcaldía de Huelva por el partido de Rosa Díez. Este hombre, de indudable gancho popular, tiene ríos de afecto y solidaridad. Sin duda será un buen candidato y traducirá en votos muchos de los afectos que recibe.

Pero Rosa Díez y su partido, una vez más, juegan al victimismo. Es su táctica desde que nacieron como partido: si el estado autonómico es una opción constitucional, se cambia la Constitución. Si ETA mata, nosotros los andaluces tenemos que desmontar el Sistema Andaluz de Salud. Si en Catalunya hay bilingüismo, las competencias sobre aeropuertos para Madrid. Rosa Díez ha sido la única diputada que ha votado en contra de los famosos 400 euros para los parados sin subsidio. Paso a paso se dirige hacia donde la esperan: la extrema derecha.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>