Del Google Earth

218fa54275e0e31c37b4e5091d9112ba
El programa parece pensado para los que no nos gusta viajar.  O mejor dicho, para los que no compartimos la ideología del viaje, también llamada safari fotográfico o turismo.

El caso es que te lo descargas y descubres mundos. Por ejemplo, navegas por el Amazonas sin salir de casa, visitas el mismísimo norte magnético del planeta, o recorres la línea imaginaria que forma el paralelo 37 y diez minutos, que es el que pasa por La Alhambra, aunque también por regiones del Tayikistán que no estoy dispuesto a visitar, a pesar de que desde arriba se ve un hermoso lago de montaña.

El caso es que te descargas el Google Earth, que es gratuito y también descubres verdades como templos (en China, por cierto, pueden admirarse hermosos templos como verdades). Por ejemplo, con Google Earth aprendemos que un sufrido padre de familia de Cenes de la Vega tiene que recorrer veinte kilómetros de circunvalación si quiere llevar a sus hijos al cine que a ellos les gusta y que está por Pulianas. Sin embargo, la distancia en línea recta es de sólo 9 kilómetros.  Es verdad que esa línea recta imaginaria pasaría por el valle del río Darro que dicen los que han ido que tiene un incalculable valor ecológico. Es verdad que trazar una autovía por ahí con taludes de sesenta metros y un viaducto enorme costaría 180 millones de euros oficiales (ochocientos, según otros), pero si algo aprende uno con los mapas de Google Earth es lo importante que es el progreso y la enorme necesidad que hay de unir Cenes con Pulianas.

Pero el programa debe de tener errores. Yo he descubierto uno muy curioso: que la unión de la A92 con la Carretera de Sierra Nevada ya está hecha. Hay una carreterita que une Quéntar con La Peza. La distancia en línea recta es de tres kilómetros. Los terrenos que atraviesa no tienen tan alto valor ecológico como el valle del Darro. Una autovía que por allí circulara, saldría más barata, no destrozaría tanto y permitiría por ejemplo a los ciudadanos de Murcia llegar hasta Pradollano sin tener que atravesar Granada. ¿No se trataba de eso?

Claro que esa ronda quedaría demasiado lejos de los terrenos para urbanizar que han comprado y vendido, y vuelta a comprar y a vender, quienes yo me sé. Ese es otro error de los programas informáticos que cuando les preguntas que a quién beneficia el ecocidio te responden que no saben. ¿Lo sabrán nuestras autoridades?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>