Caorama cero

f60a47f7792630a3a86bc14c0657e89c
Somos lo que leemos y puede que, a partir de cierta edad, sólo podamos leer lo que somos.



A los diecisiete años, un verano, se lee un libro y ese libro ya es constitutivo, se queda en el alma toda la vida aunque parezca que se ha olvidado. Lo sepan o no, los adolescentes se empapan y se moldean con la lectura (o con la no-lectura que cuando es militante es otra forma terrible y simple de leer la realidad). Los adultos, por el contrario, vemos ya cada página como si fuese un espejo, porque entre las letras sólo podemos distinguir aquello que somos. Incluso los activistas de la no-lectura, los que presumen de no leer jamás, se encuentran con su propio rostro en cualquier prospecto de medicamentos o en las instrucciones de uso de la thermomix. Y entonces viene el pánico, porque el rostro reflejado no puede ser nuestro rostro, sino la cara de un tipo de más edad que nos recuerda a nuestro padre.
Los caoramas son un espejo para adultos. Se pueden leer con la tranquilidad de que son un espejo que adelgaza y suaviza las facciones.  Prometen ser ligeros como la brisa,  una combinación suave de opinión y literatura, de periodismo y relato, de lo local con lo universal.  Si un panorama es una mirada sobre el todo, y el todo, decía Hegel, es lo verdadero, entonces un caorama es lo contrario. Si usted quiere parecerse a Hegel no lea esta columna, porque se asustará. Los caoramas son miradas sueltas sobre el caos que renuncian a mirar el todo, porque creen saber que el todo -como decía Adorno- es lo no verdadero. Si una cosmovisión es una visión estudiosa del cosmos, del mundo  ordenado; entonces un caorama es una mirada especular sobre el caos de la ciudad que, al final, resulta ser el caos de la identidad y mi propio caos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>